19 de febrero de 2007

Umesh Vazirani se expresa

Voy a hacer una burda traducción (espero sepan disculpar los errores (y sugerir correcciones)) de la carta que le envió Umesh Vazirani al The Economist, porque realmente vale la pena.

Estimado Señor,

Su artículo “Orion’s belter”(1) respecto a la demostración de D-Wave de una "computadora cuántica funcional", fija un nuevo estándar para el periodismo descuidado de la ciencia. Lo más notorio es su afirmación de que las computadoras cuánticas pueden resolver problemas NP-completos en "un solo intento"(2) explorando exponencialmente muchas soluciones a la vez. Esta visión errónea hace volver a la infancia de la computación cuántica de hace una década, cuando se estableció que los axiomas de la física cuántica restringen severamente el tipo de información accesible durante una medición. Para problemas de búsqueda desestructurada como los problemas NP-completos esto significa que no hay una ganancia exponencial sino, como mucho, cuadrática.

Sus afirmaciones sobre D-Wave son igualmente engañosas. Una computadora cuántica de 16 qubit tiene un poder de procesamiento menor que un teléfono celular y difícilmente representa un avance útil. Cualquier reivindicación de los logros de D-Wave debe por lo tanto basarse en su habilidad de incrementar el número de qubits en un par de ordenes de magnitud manteniendo sus frágiles estados cuánticos. Desafortunadamente D-Wave, como ellos mismos lo han dicho, no testearon si los qubits en su actual implementación están en un estado cuántico coherente. Entonces es demasiado exagerado afirmar que tienen una computadora cuántica funcional y peor aún, una escalable. Una imagen más deprimente emerge cuando uno examina más de cerca la propuesta de su algoritmo. Su afirmación acerca de la ganancia sobre algoritmos clásicos parece estar basado en que no han entendido un paper que van Dam, Mosca y yo escribimos sobre "El poder de la computación cuántica adiabática". Esa ganancia desafortunadamente no se encuentra al alcance de la mano, y por lo tanto la "computadora cuántica" de D-Wave, incluso si fuera una verdadera computadora cuántica, e incluso si puede ser escalada a miles de qubits, probablemente no sería más poderosa que un teléfono celular.

Saludos cordiales,
Umesh Vazirani
Roger A. Strauch, Profesor de Ciencias de la Computación
Director del Centro de Computación Cuántica de Berkeley


Notas
(1) N.T. Belter puede significar algo maravilloso o un insulto, es un juego de palabras entre "Orion es maravilloso", "Orion es idiota" y "El Cinturón de Orion" (Orion's Belt)
(2) N.T. "one shot"